Inicio Internacionales Fuerzas iraquíes avanzan en uno de los últimos bastiones del EI en...

Fuerzas iraquíes avanzan en uno de los últimos bastiones del EI en Irak

598
0
Compartir

ERBIL. Las fuerzas iraquíes conjuntas continúan avanzando en la comarca de Tel Afar, a unos 70 kilómetros al oeste de la ciudad septentrional de Mosul, y considerado como uno de los últimos bastiones del grupo yihadista Estado Islámico (EI) en Irak.

Según las milicias chiíes Multitud Popular, las “posiciones liberadas” hasta el momento son: el barrio de al Tank, en el este de Tel Afar; Al Kifah Norte (noroeste) y Al Kifah Sur (suroeste), en el cuarto día de ofensiva militar para expulsar a los extremistas del que es el último centro del EI en la provincia de Nínive, cuya capital es Mosul.

Asimismo, recuperaron los pueblos de Uairán, Al Aashiq I, Al Aashiq II, todas en el noroeste de la comarca, así como otros tres pueblos en el oeste de la localidad de Al Mahlabiya, situado en el este de la comarca.

Un día después de irrumpir en el núcleo urbano de la ciudad de Tel Afar, homónima a la comarca, las fuerzas iraquíes indicaron que sus unidades habían llegado a los accesos de Al Mahlabiya, que es considerado, según la fuente, como “un punto importante” de los yihadistas en la comarca.

Las unidades de artillería de la Multitud Popular consiguieron, según el comunicado, destruir varias sedes del EI en los accesos a esta localidad.

Por otro lado, los uniformados continuaron sus avances en el barrio de Al Jadraa, un día después de que penetraran en él, así como entraron en los barrios de Al Yazira (noreste) y Al Sarai (sureste).

“El enemigo ha colapsado”, aseguró en el comunicado el paraguas de milicias, de credo chií, y apuntó que sus unidades de Inteligencia afirmaron que el EI ha llamado a sus miembros para que quemen sus sedes en Tel Afar.

Además, adujeron que los yihadistas han pedido a sus hombres que se retiren de los “lugares abiertos” y se protejan dentro de los edificios y las calles estrechas de la zona.

Sin embargo, la fuente aseveró que “el enemigo trajo hoy refuerzos desde el oeste y desde el centro de la comarca de Tel Afar con el objetivo de frenar el avance de las unidades iraquíes”.

Desde el sur de la comarca, concretamente en la zona de Al Sailio, el EI -según la Multitud- ha enviado “terroristas suicidas, francotiradores y hombres que conducen motocicletas para dirigirse contra las unidades que están avanzando”.

La nota asegura, además, que murieron al menos 61 miembros de los radicales del EI, entre ellos varios suicidas, y consiguieron detonar un total de cinco vehículos bomba.

Los efectivos “han tomado el control de sedes del EI, de munición, de talleres de fabricación de armas y de túneles” horadados por los extremistas en los barrios recientemente liberados en Tel Afar.

Los yihadistas han minado las calles dentro de los barrios residenciales, aunque las unidades de Multitud Popular están trabajando para “limpiar” los distritos que ya han sido recuperados y anunciaron que han desactivado las minas en siete casas de los barrios del noroeste de la comarca.

Por otro lado, una milicia de la Multitud Popular anunció su retirada de la batalla de Tel Afar por “la participación de las fuerzas de EE.UU.” en la operación militar, e indicó que “los estadounidenses participan en combates con unidades terrestres y combatientes”.

Esta facción advirtió en un comunicado que “hay intentos estadounidenses de establecer una base militar cerca de Tel Afar”, una información que no ha sido confirmada ni por el Gobierno iraquí ni por Estados Unidos.

La coalición internacional, liderada por EEUU, ha ofrecido cobertura aérea y asesoría logística sobre el terreno durante la campaña para liberar Mosul, que duró nueve meses.

Por otra parte, la aviación iraquí lanzó hoy un millón de panfletos en la ciudad pidiendo a los civiles poner un signo en las casas de los extremistas para identificarlas y que se alejen de las posiciones del “enemigo”.

Según la Organización de la ONU para Asuntos Humanitarios (OCHA) cerca de 30.000 personas han huido de la comarca desde el pasado abril, mientras que otras 40.000 continúan en la comarca, 10.000 de ellos en la ciudad de Tel Afar.

Tel Afar es la última gran región que todavía controlan los yihadistas en Nínive, después de que fueran expulsados de su capital, Mosul, que había sido su principal bastión desde 2014, el pasado 10 de julio.

El EI irrumpió ese año en Irak desde Siria, conquistó amplios territorios del país y proclamó un “califato” en las zonas bajo su dominio en ambos países.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here