Inicio Nacionales Acuerdo entre Mejía y Abinader no beneficia a la democracia del PRM

Acuerdo entre Mejía y Abinader no beneficia a la democracia del PRM

484
0
Compartir

SANTO DOMINGO.El acuerdo mediante el cual Hipólito Mejía y Luis Abinader se reparten los dos principales puestos de dirección del Partido Revolucionario Moderno, revela que en esa organización, que surgió con críticas al partidarismo tradicional, subsisten prácticas de espaldas a las bases.

Este tipo de acuerdo, de aposento, de reparto de la dirección partidaria con la designación a través del dedo, apoyado por los dos principales líderes no beneficia la organización, ya que no fomenta una unidad monolítica.

E incluso tal decisión envía una mala señal al sistema de partidos en el país que hoy se encuentra cuestionado al igual que en otras naciones del continente y demanda de fortaleza para sostener el sistema democrático.

La encuesta Cultura Política de la Democracia en la República Dominicana y en América Latina, 2016/2017, divulgada en noviembre del 2017, establece que la confianza de la población en los partidos políticos es de 20,4%, que ha ido disminuyendo desde 2008 cuando era de 26.7%, lo cual nos da una idea de lo erosionadas que están las organizaciones política en el país.

Por lo regular los partidos que practican este tipo de acuerdo lo extiende hacia el Estado en caso de ascender al poder y colocan en las instituciones a familiares amigos y allegados, produciéndose nepotismo.

El acuerdo en cuestión, del que se conocen pocos detalles, postula al senador por la provincia Puerto Plata, José Ignacio Paliza, a la presidencia, y a Carolina Mejía, secretaria general, para la convención del 18 de febrero próximo, para elegir una nueva dirección a la organización.

El primero es sindicado como simpatizante de la candidatura de Luis Abinader y la segunda es hija de Hipólito Mejía, quien aspira volver a la Presidencia de la República.

Paliza es considerado uno de los más brillantes jóvenes dirigentes del perremeismo con experiencia legislativa, antes de ser senador fue diputado y representa la renovación del viejo liderazgo perremeista cuando amplios sectores reclaman el ascenso a la dirección de sangre nueva.

Carolina Mejía es empresaria, fue candidata a la Vicepresidencia de la República en la boleta del PRM, como compañera de Abinader. No tiene tradición de militante.

Durante la administración de Hipólito Mejía (2000-2004) fue miembro de la Junta Monetaria y entró a la vida partidaria de la mano de su padre.

En caso de ser electa secretaria general del PRM tendría que combinar su condición de empresaria con la vida partidaria que es muy exigente.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here