Inicio Noticias Lo Emblemático y su Personificación en el PRD en Santiago

Lo Emblemático y su Personificación en el PRD en Santiago

658
0
Compartir

Por C.J. BARRO

SANTIAGO R.D. – En lo político, la coherencia siembra raíces en la conciencia colectiva que constituyen arraigo y modelos de referencia con características emblemáticas.

Nada es estático, la dialéctica y la filosofía coinciden en la renovación permanente en los procesos y fenómenos sociales y políticos y dada la incomprensión de esto, se alteran comportamientos vulnerando principios y claudicando en objetivos propuestos.

De esas características a veces atípicas y otras veces Quijotescas se distinguen elementos que sin perder el sentido crítico abrazan con lealtad ideologías y simbologías políticas.

En Santiago el perredeismo puede exhibir a los periodistas y comunicadores Adriano de la Rosa y Fernando Peña en ese reducido círculo de gladiadores políticos que empuñando una sola bandera sin tocar retirada, ni aminorar la pasión por la causa.

Adriano, conocido como LA VOZ DEL PRD EN SANTIAGO, tiene características propias y singulares, porque a pesar de estar colocado siempre al frente de la batalla, tiene relaciones fraternales con sus oponentes que ponderan su nobleza y hombría de bien.

Destacado por su elegante forma de vestir, Adriano ha sido reconocido por diversas instituciones por su larga data en el periodismo y la locución.

Adriano es gremialista y en sus años mozos dio muestras de valor hasta la temeridad, cuando tuvo el arrojó en los famosos 12 años del Balaguerismo, de encabezar protestas viriles cuando la sangre de colegas suyos tiñeron de rojo las calles de Santo Domingo.

Fernando, por su parte es un agudo y prolífico periodista de pluma espartana que con una corruscante y profunda capacidad de análisis, rompe esquemas, y revierte el espejismo que se proyecta en muchas ocasiones como la verdad absoluta.

La verticalidad de Fernando se simboliza como un capitán que al verse atrapado por huracanes vientos, se pone su traje de tormenta.

De formación enciclopédica, Fernando devora páginas de fuentes privilegiadas del saber, y luego articula y esboza argumentos de singular valor.

Estas dos emblemáticas figuras afines en profesión e ideología cabalgan en un brioso potro del tiempo, dejando huellas de gran significación para sus conciudadanos.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here